Home / Nacional / FAMILIA PENCAHUINA SIGUE EN LA BUSQUEDA DE SU FAMILIAR EXTRAVIADO.

FAMILIA PENCAHUINA SIGUE EN LA BUSQUEDA DE SU FAMILIAR EXTRAVIADO.

Ya van más de 100 días de desaparición de Ricardo Rebolledo, joven de 33 años desaparecido en el sector Santa Brígida cercano del Parque Nacional radal 7 tazas, en la precordillera de Molina, provincia de Curicó.

Ultima foto de Ricardo en la noche de su desaparición.

Tranquilo, solidario y preocupado de su familia es como recuerdan a Ricardo Andrés Rebolledo Gajardo, el joven talquino de 33 años desaparecido la noche del 6 de noviembre en el sector de Santa Brígida en las cercanías del Parque Nacional Radal Siete Tazas, en la precordillera de la comuna de Molina, provincia de Curicó, cuando participaba de la fiesta de cumpleaños de su jefe.

A poco más de dos meses de la desaparición de Ricardo, su familia pide que la investigación quedé en manos de la PDI, argumentando que cuentan con la experiencia y los recursos para encaminar el trabajo  que permita ubicar al joven y conocer qué ocurrió con él desde el momento en que fue visto por última vez a las 23:45 horas del sábado 6 de noviembre de 2020.

¿Qué dice la madre de Ricardo?

“No sé qué pasó con él” es la frase que repite Ximena Gajardo, madre de Ricardo en busca de respuesta que termine con la angustia de no saber dónde está su hijo, mientras instala la certeza que no lo encontrará con vida. “Se han dicho muchas cosas, pero presiento que Ricardo ya no está en este mundo con nosotros, porque él que era un cabro tranquilo, era alegre. No pasaban más de dos a tres días que él no se comunicara conmigo, el era muy apegado a mí y a sus hermanos, cuando no tenía teléfono se comunicaba de alguna manera conmigo, preguntando cómo estaba o si necesitaba algo, pero siempre se comunicaba y así también era con mis otros hijos, siempre preocupado de todos… Si el estuviese con vida el me diría ‘mamá estoy bien, no ando haciendo show’, porque así era él, él no era de andar subiendo fotos a las redes sociales”, agrega.

El presentimiento es familiar y así lo aclara Álvaro hermano de Ricardo al señalar que “siento que él no está con vida, que a él le hicieron daño, en las cámaras se observa que minutos antes de desaparecer el estaba hablando por teléfono, y si a él se le descargó el teléfono y en el momento que nos avisan a nosotros pasó un buen rato y su teléfono tiene todas las conversaciones y registros borrados, eso genera duda”.

Álvaro reitera que “como familia pedimos al fiscal a cargo del caso pase la investigación a la PDI, porque ellos tienen más recursos y más conocimiento porque la SIP de Carabineros no hizo nada. Llamó a declarar al jefe de mi hermano y al papá de él que es el dueño de la cabaña pero en la fiesta habían 50 personas aproximadamente pero de ellas no se llamó a declarar a nadie, pero si lo hubiese tenido el caso la PDI lo más probable es que hubiesen llamado a todos a declarar porque todos estuvieron con él y a alguien le debió haber dicho algo que pudiese servir”.

Para Álvaro, el día de la desaparición pudo percatarse que estaba con su autoestima muy baja, se reunieron pasado el mediodía porque le pidió el favor de depositarle un dinero que le adeudaba a su madre. Fue en ese momento en el que “me di cuenta que estaba medio bajoneado, le dije ¿hermano qué te pasa, cuéntame? ‘Nada hermano, son cosas mías ando bajoneado no más, tú me conocí todos los días no son iguales’ y esas son todas las palabras que crusamos porque lo estaba esperando su jefe. Se subió al camión y se fue, eso fue lo último que pude hablar con él ese día sábado… Cuando se perdió faltando para las doce de la noche, a mi otro hermano le avisaron el día domingo a las 7:27 de la tarde, es mucha la diferencia desde que se perdió a cuando nos avisaron porque si una persona se pierde en la noche, y si ya el domingo en la mañana no lo encuentran debieron haber llamado, pero no lo hizo”.

¿Qué se ve en las grabaciones de cámaras de seguridad?

La angustiada madre indica que la celebración de cumpleaños está registrada en diversas cámaras de seguridad que tiene la propiedad y señala que “él (Ricardo) estaba en el cumpleaños de su jefe, a él lo invitaron como estaba vivienda hace como un mes y medio con ellos (empleadores) lo llevaron y el domingo en la tarde como a las siete de la tarde le avisaron a mi hijo que se había perdido y ahí mis hijos me avisaron que no lo encontraban”.

Ximena tuvo acceso a las imágenes de las cámaras de seguridad donde identifica a su hijo y las acciones que realiza previo a su desaparición. En la secuencia descubre que al parecer una llamada cambió el estado de ánimo de su hijo, lo observa desplazarse de un lado a otro y luego alejarse para estar a solas mientras continúa hablando por teléfono hasta que se acerca al portón de acceso donde permanece sentado por un rato y luego se reúne con unas personas que estaban en la fiesta que aparentemente se retiraban, porque poco después el sale y se le pierde el rastro.

Álvaro revisa una y otra vez las imágenes de las cámaras de seguridad que mantiene en su teléfono y señala que “se observa que mi hermano está apoyado en la reja y luego sale hacia abajo como hacia Talca, pero nadie lo vio, nadie sabe nada de él y se perdió el rastro y supuestamente el jefe salió al rato a buscarlo en la camioneta y por lo que se ve en las cámaras al entrar y salir es un periodo como de media hora. Además dijo que el día domingo lo anduvieron buscando todo el día, pero subieron fotos que no es así porque estaban almorzando en familia y nosotros mal porque en el momento que nos avisaron era tarde y tuvimos que esperar para el día lunes ir a la búsqueda”.

¿Qué ocurrió con el teléfono celular de Ricardo?

La denuncia por presunta desgracia presentada por la madre de Ricardo fue el inicio de una búsqueda que se extendió por cinco días, dice la familia, y en la que participo el Gope de Carabineros, bomberos de distintas comunas y personal de rescate de diferentes ONG de la región sin que se lograra la ubicación del joven talquino.

Mientras se realizaba un rastreo por la zona se ubicó el teléfono móvil de Ricardo a un costado de la piscina de la propiedad donde fue visto por el última vez. Aparato que fue levantado como evidencia por persona de la Sección de Investigación Policial de Carabineros con el objeto de efectuarle pericias para determinar cuáles fueron sus conversaciones antes de desaparecer y con quién estuvo en contacto pero el resultado no fue el esperado:

Ximena Gajardo explicó que el registro de las conversaciones fue borrado, situación que le causó mucha extrañeza porque el equipo estuvo en poder de los efectivos policiales por más de una semana si desde un comienzo conocieron que todos los mensajes fueron eliminados. “Lo tuvieron una semana y después de eso me llama carabineros y lo fui a buscar a la Cuarta Comisaría donde el funcionario que me lo entrega me dice ‘tome aquí está el teléfono’, se loa agredecí y le pregunto se ¿encontraron algo?  Pero se quedaron callados, no dijeron nada, hasta que uno de ellos me dice ‘ah, en todo caso con el teléfono no lo va a encontrar’, respuesta que me causó preocupación”, añadió.

¿Qué esfuerzos está realizando la familia?

Tras la búsqueda inicial realizada por equipos de emergencia y una gran cantidad de personas,  actualmente es la familia y algunos amigos los que continúan revisando senderos y quebradas con la esperanza de encontrarlo.

La madre de Ricardo sostienen que “fueron cinco días de búsqueda, desde el día lunes 8 hasta el viernes 12 de noviembre, de ahí no ha andado nadie más, solamente nosotros como familia y amigos que nos han acompañado en la búsqueda. Estamos muy abandonados, porque he visto casos donde se pierde una persona y la búsqueda se mantiene, pero como uno es pobre no la toman en cuenta».

«Yo donde no he hablado, con quien no he conversado para que nos ayuden y nadie nos apoya, no es un animalito el que se perdió, es una persona, lo extraño mucho, él era todo, mi regalón porque era apegado a mí y ahora imagínese más de dos mes sin saber nada de él, no sé qué pasó con él, él era un niño bueno, era el payaso de la casa, a todo el mundo alegraba”, agrega.

Álvaro Rebolledo indicó que desde el lunes 8 de noviembre han tenido que arrendar vehículos para llegar hasta el punto cero, donde ser perdió su hermano y así ser parte de la búsqueda que durante la primera semana estuvo compuesta por una gran cantidad de efectivos y voluntarios, pero desde mediados de noviembre solo ha estado la familia y amigos realizando la búsqueda pero nadie más.

¿Qué respondieron desde la fiscalía?

Desde el Ministerio Público se informó que el caso se mantiene igual que la primera semana de la desaparición de Ricardo Rebolledo, es el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, quien indicó que se dispuso de personal especializado del Gope de Carabineros y con el apoyo de la Sección de Investigación Policial, SIP,  de la misma institución iniciaran la labor en el lugar de la desaparición sin que exista hasta el cierre de esta edición un cambio en la información. Además indicó en su momento que la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía entregara la cobertura y apoyo de contención para ayudar a enfrentar la situación que significa la desaparición de un familiar.

video exclusivo del testimonio de su Madre Ximena Gajardo.

Acerca de Prensa Radio Lila

Te puede interesar

Desde el 1 de junio se inhabilitará el Pase de Movilidad de las personas que no cuenten con su cuarta dosis tras cumplir seis meses desde su última inoculación

El subsecretario de Salud Pública anunció también que a partir de hoy la función que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *